ANDANDO POR EL URUGUAY DE HOY


A menos de cuatro meses de la presentación de nuestro programa de ayuda a diferentes Escuelas Rurales durante los años 2012/13 deseamos informar que se han entregado materiales, juegos didácticos y equipamiento en 17 de ellas.


Al finalizar nuestra 5ta. gira en tres años hemos visitado y/o tomado contacto con autoridades de Enseñanza Primaria en distintos departamentos, de esta forma optimizamos y concretamos la implementación de huertas orgánicas a campo abierto, bajo techo, reposición de arboles frutales o creamos montes nuevos.

Se ha comprobado “in situ” la importancia de aporte profesional en la implementación de estas verdaderas aulas al aire libre en beneficio de la docencia así como de la alimentación escolar.

Es con el invalorable apoyo de la comunidad australiano-latinoamericana, guia económica y espiritual de nuestro honorario trabajo, que continuamos identificando docentes y comunidades rurales comprometidos en un desarrollo posible de Escuelas Rurales sustentables.

Después de varios meses de preparación del suelo, libre de agrotoxicos-, de las 18 Escuelas involucradas la mayoría de ellas tendrán su monte frutal, invernáculo o huerta a mediados del próximo mes de julio.

Trabajando desde el punto de vista del otro, niña/o  que habitan el medio rural, protagonistas de nuestro accionar solidario continuamos profundizando nuestro compromiso de cooperación con miembros del INIA, DER y CEADU en el afán de mejorar las condiciones de muchas Escuelas consolidando esta labor de todos.

Comprobamos nuevamente con el vaciamiento de los campos que a través de los tiempos se ha legislado fomentando el desarraigo de la mujer y el hombre en el medio rural, ahí hacia donde van dirigidos nuestros esfuerzos; no hay voluntad para generar cambios profundos, muchos palos en la rueda.

El curriculum netamente urbano contribuye a que las Escuelas Rurales continúen expulsando orientales desde sus fertiles entornos. La Escuela Publica debe proporcionar una educación integral que apunte al desarrollo físico e intelectual de todos sus discípulos sin distinción creando hombres y mujeres pensantes y sobre todo críticos frente a la vida.

El entramado social de la campaña uruguaya languidece, siguen siendo las maestras/os, comisiones de fomentos y algunos vecinos quienes lo mantiene; sigamos sembrando realidades, existe tierra fertil y quien cultive también…

Walter Martínez

 

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: