La energía solar en las escuelas rurales uruguayas y su contribución a la formación de las mujeres y hombres del mañana


La escuela rural cumple una función muy importante en el desarrollo del niño, siendo ésta un centro educativo formal, cultural y social, la cual muchas veces se encuentra desprovista de los mínimas prestaciones, tales como luz eléctrica, agua entre otros.

La escuela es, pues, un centro de integración, que despliega su influencia en vastas zonas rurales.

Afortunadamente en la actualidad, podemos hacer uso de todo tipo de electrodomésticos en lugares, a veces muy distantes de los centros poblados, haciendo que ese niño se sienta integrado y participando de la dinámica  del mundo desarrollado disfrutando de los adelantos de las ciudades con calidad y calidez haciendo uso de teléfonos, televisión, amplificación e iluminación en zonas distantes de las líneas de tendido de energía convencional gracias a la posibilidad que nos brinda el aprovechamiento de las energías renovables y su correcto uso a través de los paneles solares.

Pero tal progreso implica un gran desafío, debido a la marcada influencia de la actual estructura energética en el nivel  de vida de todos los países del mundo y el agotamiento de estos recursos naturales.

Ninguna fuente de energía ha podido, por el momento sustituir al petróleo.

Además, la historia ha enseñado al hombre que se requieren muchos decenios para pasar de una fuente energética a otra. Así la sustitución de la leña por el carbón y después de éste por el petróleo ha llevado más de  medio siglo. Estos cambios se realizaron en condiciones favorables de rápido crecimiento económico y disminución constante de los costos de las nuevas fuentes de energía. En cambio, de ahora en adelante, la tarea de mantener un aprovisionamiento suficiente será en muchos aspectos más difícil.

La escuela rural  cumple una función tan  importante en el desarrollo del niño, que pretendemos se sienta en igualdad con el niño que, por crecer en las ciudades disfruta de todos los servicios; pero hay oportunidades en las cuales las carencias se hacen tan evidentes que resulta difícil  demostrar la importancia del aprovechamiento integral de las distintas fuentes de energía.

Parece pues, que con la  crisis energética se ha abierto una etapa de transición, que podría durar hasta que se logre sustituir la actual fuente de energía por otra.

El despertar de la responsabilidad  por el campo energético  de todos los países debe ir acompañado  de una labor  de clasificación  de conceptos  a la opinión pública.

Aunque ya se ha producido una mayor sensibilización de la misma frente a la necesidad de emprender políticas de conservación   y ahorro energético, es necesario  proceder a una amplia información relativa a  la imprescindible adopción  de tecnologías basadas en soluciones energéticas alternativas, principalmente de aquellas procedentes de fuentes renovables.

Las fuentes de energía renovables son aquellas que proceden del flujo de energía que recibe continuamente al tierra, y que tiene su origen en el  sol, son gratuitas e inagotables y su aprovechamiento mediante la instalación de módulos solares(paneles) tan importantes en la escuela rural como es el propio educador nos permite visualizar las enormes posibilidades de la fuente de vida que es el sol.

La energía solar nos brinda calidad de vida y un aprovechamiento en la generación de electricidad (paneles solares) agua caliente, mediante el uso de colectores planos, los cuales por su modularidad, poco mantenimiento, ausencia de desgastes de partes móviles y ruidos nos permite demostrar la importancia de contribuir a la conservación del medio ambiente a través del aporte y conocimiento de esos niños que en su adultez seguirán valorando y aplicando esa forma limpia e inagotable de energía  en su vida con las ventajas que ello significa.

Las escuelas rurales en nuestro país  tienen su mayor  consumo de energía en las meses donde el aporte solar es mas bajo,  en los meses de junio –julio-agosto.

Durante ese período del año es donde se hace más necesaria dicha energía y donde tenemos la menor cantidad de horas de sol, es por ello que toda instalación debe estar precedida por la capacitación  o información a los maestros  y alumnos a fin de lograr un mejor aprovechamiento e interpretación de la información que proporcionen los distintos componentes de la instalación  solar. Una instalación solar fotovoltaica está compuesta de: Módulo Solar (Panel)- Batería (acumulador) Reguladores (con indicador de estados) que nos permite saber en cada momento su estado y en función de esa información racionalizar su uso.

El departamento de Tacuarembó (Uruguay) cuenta con noventa y tres escuelas rurales, muchas de las cuales están alejadas de las líneas de tendido eléctrico convencionales, es por ello que estamos convencidos de la importancia del uso y aprovechamiento de esta fuente de energía, renovable, gratuita e inagotable, y que los niños de hoy participen, disfruten y la valoren en su aplicación cotidiana.

Por José Omar Sellanes

Proyectista Instalador de Energía solar.
Estudios realizados en CENSOLAR
(Centros de Estudios de la Energía Solar) España.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: